miércoles, noviembre 30, 2005

atardecer en acantilados

mannaz

estuve dormida en el fondo del mar
estuve ciega
habitaciones sin ventanas
aprisionaban un pájaro insomne

puertas y más puertas y más puertas

como en sepia
la cinta de moebius retornaba al desencanto
la inocencia apuñalada cada noche
cada tarde de domingo en buenos aires

caminé por la soga encendida
y caí del lado del veneno
siempre

del otro lado del mundo

tu voz quebrada en la tormenta
rieles fantasma surcaban los papeles

sólo un puñado de tierra
lamiéndote las sombras

la inclemencia de la soledad
deshojaba
el espiral
del encuentro

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)