jueves, abril 30, 2009

plaza italia - junín -


Rosana Beatriz iba a estudear a La Patricia, nos salía plata el estudio al finadito y a mí, ¿sabe?
Yo no pude estudear, a mí me llevaban en un camión grande a juntar el máiz. Pero de todos mis hijos la Beatriz era la más inteligente, después se me echó a perder, ¿sabe?. Un día me levanté y se había juido con uno pa Roca ya no estaba más, y yo que ya le había comprado el maniquí y la singer, pero la vida de cada uno es la vida de cada uno ¿vio?
Mi otro hijo el Miguel a veces la peliaba fiero y le decía cosas y hasta le daba algún manotón que le gustaba hacer la chanchada le decía ¿usté me entiende, no? pero era la vida de ella y él para qué se tenía que meter, vea mijita a usté se le nota el estudio pero también se le nota lo buena. Si usté reza, récele unas oraciones para mi hijo el Miguel, Miguel Angel Gómez que se llama. Yo no sé si a mí Dios me escucha. Pero el Miguel siempre jue medio loco, ¿ve?. Usté debe saber si es maestra. A mí siempre me llamaban de la escuela porque el Miguel se enjurecía y tiraba los útiles y pegaba unos gritos de animal y yo le decía a la señorita que si le tenía que pegar le diera un poco nomás, que en casa era igualito.
Ahora la novia me lo acomodó un poco, tiene suerte el desgraciado. Pero usté póngalo en sus oraciones y que Dios le de salú. Pase otro día, el Tomás no la va a morder porque ya la conoce y si no estoy por acá pregunte en la terminal que en el pueblo todos me conocen. Yo se hablar con la gente ¿sabe? Un día le voy a mostrar la singer de la Rosana Beatriz.

baile en el río


Para ir al Club Felicaria el abuelo se lustró los zapatos.
Es extraño verlo de traje en medio de la isla.
No quiero calzarme
ni que mamá me peine porque siempre duele.
Las manos del abuelo se vuelven alas me acomoda las trenzas
apenas.
Es el baile de los pescadores y desde el Paraná Miní bajan las chalanas.
Vestidas con papeles de colores van.
Con aires de verdulera.
María Luisa saluda desde el muelle

y sólo sueño con volverme en la barca de los músicos

domingo, abril 26, 2009

ecos


los juncos y el río estudiantes se tragaron la casa que fue mi paraíso así las cosas muerta la ilusión de tierra firme quedan las ventanillas que asoman siempre al movimiento a la disolución del paisaje que vuelve a componer aquella casa aquel recodo del río


y el tiempo vuelve a medirse en naranjas maduras

jueves, abril 16, 2009

lo que se pierde


la tarde demorada entre naranjales sigo a d'artagnan por la calle mayor pero estoy boca abajo en el muelle sostenida de maderas castigadas por el sol pasan camalotes floridos y zumban los mosquitos aramis ha dejado caer el pañuelo bordado con el escudo de su dama frente al enemigo y cómo podrá levantarlo ahora sin asumir la afrenta qué haremos con lo que cae irremediable y es alimento de peces barro o tesoro para siempre perdido entre las aguas



(en otra orilla papá hace leña del eucalipto que quebró la tormenta)

domingo, abril 12, 2009

nautilus


a machete entre lianas hasta el paycarabí atrás la casa y los perros abriendo en dos la selva mi hermano va dando gritos se ensaña con los tallos con las espinas camina brusco y el ramalazo de su movimiento me golpea la cara no te alejes de pablo pero desobedezco quedo tiesa recostada en un tronco mientras la furia se aleja


(una anguila traza su relumbre plateado sobre el agua)

viernes, abril 10, 2009

von san blas


a Graciela Zanini



el olor del patio el perrerío el abuelo héctor arrima las ollas de polenta con el bastón cinco o seis cachorros se preparan para el festín el sol sobre los tachos de aluminio camino en cuatro patas entre hocicos húmedos de leche tibia tironean del vestido floreado trepan por mi cabeza el firulai restriega su lomo contra mi cara huele a remedio del doctor zanini tiene ojos de pedir

saque a esa criatura de entre los animales grita angélica desde la cocina

lunes, abril 06, 2009

seis. desde la ventanilla


Un viento suave
y la luz

pasan casitas
a medio construir

un potrillo
delantales

mate en mano
se ríen dos vecinas


un chico
de remera azul
camina

raspa un palo
contra la pared

en la otra mano
lleva un pan

camina
arrastrando los pies

pizzería don blas
pero el cartel
es viejo
y lo que venden
son bicicletas

la vida parece
pintada
en un chagall

cinco. cualquier viaje


como notas musicales
los gorriones se posan en los cables
el sol de la tarde en la ventanilla
el tren hacia el oeste
suena una verdulera
pasa una mano agrisada
tres monedas
un vendedor de alfajores
la niña que hila una y otra vez
un jingle publicitario

adentro

los colores

una pluma de fénix
que se enciende

miércoles, abril 01, 2009

cuatro. un feriado


La belleza enmudece. Cada trino, cada breve aletear de una mariposa blanca cerca de donde estoy. Realizo movimientos sutiles. Apenas mi mano resbala ahora sobre la hoja en blanco y entonces la naturaleza me da la bienvenida.
Un benteveo sobre las ramas más bajas, los pavos correteando por el parque, una avioneta que deja su huella de tiza contra el cielo.
Un pajarito mínimo y con antifaz avanza dando saltitos.
La gallina clueca sigue en el hueco del árbol, los gansos duermen; las cabezas hundidas en el pecho.
Un chimango sobrevuela majestuoso sobre los distintos verdes. Su silueta se recorta en turquesas.
Cada ser vivo posee un secreto.

Todo es latido que transforma.

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)