sábado, marzo 17, 2012

proyecto nautilus / 82



mi madre, la muerte y yo vinimos a la isla
y el río se puso una mariposa en el pelo para acompañarnos

ella mira absorta lo que cae en el agua
una rama de sauce o una fruta herida
y luego con  voz lejana cuenta
una vez tu padre...

yo no hablo
hago de la herida un carozo seco, inconmovible
ocupo minuciosa tu silencio
le pido a la muerte que se aleje

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)