martes, septiembre 23, 2008

acontece


por descuido o por encantamiento durante la siesta el huevo verde y blanco casi de mármol se rompió hubo azoramientos espasmos un bisbeo con sangre de culebra que la abuela no se entere dijo la mayor con fiereza pero ya un vaho intenso recalaba en las cocinas es dulce como el guindado de tía emilia dijo la del medio con un dedo en la boca la pequeña siguió el rastro de humo hasta las azoteas y la vio

(trituraba capullos violáceos en su mortero)

miércoles, septiembre 03, 2008

la que ve

Los niños del barrio le dicen la embalsamada espían por el ventanal entreabierto cuando el sopor de la tarde humedece las sábanas se burlan con un terror primordial mientras las madres apuran el paso los tironean con furia para alejarlos de La que ve ellas vendrán solas a escondidas de los maridos pagarán una pequeña suma para que Lorena la hermana mayor frote sus manos con alcohol baraje los naipes y los ojos de La que ve revelen el pasado y el futuro

(en algunas tardes una lágrima iridiscente resbala de su ojo izquierdo)

martes, septiembre 02, 2008

la palabra

El lenguaje nos habita y nos construye. Somos atravesados por lo que decimos y entre lo dicho y lo sugerido se abre el terreno radiante de la poesía. Ahí el lenguaje como ocultamiento, paradoja de lo que en una intensidad brevísima revela su signo a través de las máscaras.

* * *

Escribo como si tirase de un hilo de seda que va hacia atrás y hacia adentro, adherido a él aparecen sensorialidades, pequeñas iluminaciones y la posibilidad de volver a penetrar en las habitaciones de la infancia ya despojadas de su dimensión colosal, ya convertidas en estampas de un retablo de sombras. La memoria completa todo con metonimias, un cuaderno de tapa azul bajo llave.

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)