domingo, enero 31, 2010

árboles santos




assaya en arameo quiere decir arrayán y también curación

entre los mapuches el alerce se llama lahuán
enlace entre los vivos y los muertos
la tala para hacer tejuelas lo llevó casi a su extinción

el abedul tiene ojos que nos miran desde su piel blanca

miro ahora el pequeño palo borracho que crece en el patio
la última tormenta casi lo mata
pero su estirpe es sabia
y en la rama rasgada crece ahora un nuevo brote

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La magia de los bosques patagónicos es incomparable. Hay quienes dicen que hubo una fuerte migración de hadas de Europa hacia estos lares. Los devas pueblan estos lugares y se manifiestan constantemente ante quienes quieren linkearse con ellos. El alerce, la pitra, el radal, el ciprés, junto con la variedad de hongos, líquenes, flores, conforman la cara visible del paraíso.

mar dijo...

y basta caminar por allí para sentir esa presencia sagrada

en el arbolito de mi patio acaba de posarse una mariposa

saludos anónimo!

Silvia Castro dijo...

me encantó leerte y ver cómo se ensancha el ojo de la Nikon

en casa la Santa Rita tiene sólo una rama después de la tormenta y está en la misma pelea

tomo unos mates y me acuerdo de Gabo y de la resistencia de nuestros jardines

hermosas fotos de mi otro jardín, el de los árboles, que también resiste

abrazo fuerte

Sil

mar dijo...

amiga querida!

brindemos por todos los jardines que resisten y se animan a dar flor!

te quiero!

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)