viernes, mayo 07, 2010

días de guardar 2


El olor a leche hervida humeando en la cocina, la vieja aún no abría la persiana para recibir al sol.

Desde la cinco la hija había sentido los murmullos del gentío y el rechinar de los fierros del portón si alguno se apoyaba más de la cuenta. Era el día de la Virgen y en el campito frente a la casa rezaban un rosario.

Los teros vigilaban con una pata en el aire. El perro no.

Envuelta en el poncho de su madre, Consolación repartió estampitas y alguna vara de incienso a los presentes. Vuelvan más tarde dijo a dos o tres que venían con niños.

No hay comentarios.:

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)