miércoles, febrero 08, 2012

hacia la eternidad imaginaria: Luis Alberto Spinetta 1950-2012





Atardecía en Nautilus cuando llegó la noticia de tu partida. Juntamos hortensias y construimos una pequeña balsa, repasé con Nina el soundtrack de toda mi vida escuchando Spinetta, de toda la poesía que me llegó a través de sus manos o de su voz, los rituales, los recitales, escuchar al Flaco con mi padre o con mis hijos...


La pequeña balsa se enredó primero con unos camalotes y luego con las raíces de un árbol.


Con una vara de ligustro hicimos olas para que pudiera seguir viaje. El agua se detuvo y se cubrió de reflejos dorados. Los perros se sentaron a mi lado. Con una voz muy pequeñita canté...dale gracias por estar...


Nos quedamos en el muelle hasta que la balsa se perdió río abajo.





Gracias Luis, alma de diamante

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)