martes, julio 26, 2005

4 de copas

El hombre está sentado debajo de un árbol, tiene tres copas pero le ofrecen una más, vacila...se encapricha, se preocupa...no se permite simplemente relajarse y dejarse fluir, vivir de aquello de lo que predica...
Ayer nos besábamos esperando que el semáforo nos permitiera cruzar, era la tardecita sobre el obelisco y el frío había amainado un poco. Toda la vida a estrenar y yo atareada en un futuro que aún no existe...vino el cuatro de copas a recordarmelo desde el cordón de la vereda.
Despúes la pizza y la charla y tu simpleza para ver el mundo que me hace tanta falta.
No me preocupa la literatura. Ni el periódico. Ni siquiera los días que tengo contados para que llegue el verano.
Sólo me río y voy llenando las copas para el brindis.

2 comentarios:

Cpunto dijo...

no sé, de cartas no sé ni del diario, tu periódico, sé de cruzar la calle y de querer fijar el ojo en la pequeñez del instante como lo haría mi nueva cámara reflex y hacerme de papel y tinta y grabarlo todo extensamnete...me sigues? de eso sé y de tomar unas cuántas copas a media noche cuando apenas la música de uno suena,
un gusto!

C.

Charito Piedra dijo...

me pasa esto a menudo ..El hombre está sentado debajo de un árbol, tiene tres copas pero le ofrecen una más, vacila...se encapricha...el resto .. bueno ayer no me besaron, ni antes de ayer.. jo hace mucho tiempo..besitos

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)