martes, julio 05, 2005

diario de una mariposa urbana

Me han crecido alas pequeñitas debajo del pulover. Un plumón tibio y azulado que provoca extrañas cosquillas y una risa bajita, como de niño de escuela.
Contra todo pronóstico en invierno floreció la lobelia y un perfume apenas perceptible ha salido a jugar por el patio.
Aún no me he animado a desnudarme y las llevo de contrabando en el subte y en los bares. Estoy segura de que nadie las ve pero bajo su efecto las sonrisas se expanden, las personas ceden sus asientos y un señor gordito reparte caramelos de menta.
Alguien me ha dicho que se alimentan de música y caricias.
Quizás vale la pena intentarlo.

2 comentarios:

Charito Piedra dijo...

sueño que soy una mariposa, revoloteo las flores y las personas, mis colores brillantes, lila, verde amarillo....jo.. me he despertado con lo bien que me lo pasaba…besitos

mar dijo...

o serás una mariposa que sueña ser una muchacha loca de amor por la vida?
abrazos para tu vuelo!

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)