martes, julio 26, 2005

4 de copas

El hombre está sentado debajo de un árbol, tiene tres copas pero le ofrecen una más, vacila...se encapricha, se preocupa...no se permite simplemente relajarse y dejarse fluir, vivir de aquello de lo que predica...
Ayer nos besábamos esperando que el semáforo nos permitiera cruzar, era la tardecita sobre el obelisco y el frío había amainado un poco. Toda la vida a estrenar y yo atareada en un futuro que aún no existe...vino el cuatro de copas a recordarmelo desde el cordón de la vereda.
Despúes la pizza y la charla y tu simpleza para ver el mundo que me hace tanta falta.
No me preocupa la literatura. Ni el periódico. Ni siquiera los días que tengo contados para que llegue el verano.
Sólo me río y voy llenando las copas para el brindis.

domingo, julio 10, 2005

as de copas

Te reías de mí y te cambió la cara cuando encontramos la carta. Yo te había avisado; el mundo está lleno de señales y nuestros ojos miopes.
Aquella noche de verano caminamos juntos por primera vez. Una tristeza antigua casi nos quitaba el aire. La vida anudada, con grietas filosas, y esa sed de algo distinto.
Empeñada en leer el mapa del mundo recogí una fotografía del suelo; apenas unos colores borroneados fuera de foco...pero tenía amarillos y naranjas, inventamos amaneceres, aviones que cruzaban el desierto, comienzos y el tenue calor de un día con piel de recién nacido.
¿Eso es bueno o malo? habrás preguntado seguramente, desconfiabas pero te llevaste ese papel arrugado y sucio de regalo.
"Bienvenido a mi vida, amigo", recuerdo haberte dicho.
Así, sin quererlo, saltaste todas mis defensas y cada una de mis espinas.
Tu voz llegaba siempre al consejo del sábado por la noche y a la tristeza del domingo por la tarde.
Quedará entre nosotros lo que pasó aquella noche, pero puedo decir simplemente que te ví,como te veo dormir ahora, luz nueva, sobre mi corazón

martes, julio 05, 2005


mariposario urbano por laura dillon Posted by Picasa

diario de una mariposa urbana

Me han crecido alas pequeñitas debajo del pulover. Un plumón tibio y azulado que provoca extrañas cosquillas y una risa bajita, como de niño de escuela.
Contra todo pronóstico en invierno floreció la lobelia y un perfume apenas perceptible ha salido a jugar por el patio.
Aún no me he animado a desnudarme y las llevo de contrabando en el subte y en los bares. Estoy segura de que nadie las ve pero bajo su efecto las sonrisas se expanden, las personas ceden sus asientos y un señor gordito reparte caramelos de menta.
Alguien me ha dicho que se alimentan de música y caricias.
Quizás vale la pena intentarlo.

sábado, julio 02, 2005

variaciones para cuerdas y sogas

ahora que sé lo que no quiero
y más

ellos, los invisibles,
conspiran para que me anestesie
arrullan mis insomnios con postales de amor
inodoro, incoloro, insípido
inofensivo...
a quién puede hacerle mal?

la vida detrás de las pantallas
todos mentimos/ todos jugamos
todos perdemos/ siempre
terminó la función cada rata a su casa
game over y rotisería amiga
otra vez película berreta en la tv

ocultá bien las cicatrices
el anillo en la mesa de luz
tus borradores dentro del diccionario
arriba del ropero esas fotos
que no te decidís a quemar

se abre un tiempo felino
desbocado de sed insaciable
abrí suavemente las piernas
dejate convencer por palabras
casi sin sentido

es viernes por la noche
duermen los sueños verdaderos
ni siquiera se despiertan
con tus gemidos tibios

la soga tensa
cada vez más delgada
y la navaja esperando
debajo de la almohada

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)