martes, agosto 22, 2006

camino al árbol de la vida

Al lado de un maniquí roto y fragmentos de perchas apareció el 8 de picas, la carta de los obstáculos, de las interferencias. A pocos pasos el 10 de corazones, la imagen misma de la plenitud, de haber completado un camino, una vuelta en espiral.
Otra vez las cartas las encontró Martín, perforadas como visadas por algún guarda celestial.
Algo me dice que andamos por buen camino.

2 comentarios:

Sandra Becerril dijo...

uhhhhh bueno... el chiste es no salirse del rumbo

besos

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)