jueves, diciembre 04, 2008

un día cualquiera



El miedo vino después primero fue cierta confusión un aterrizaje desde la música en mi mp3 y el viento cálido de la tarde libre que empezaba a ese relumbre de cuchillo tan cerca de mi cuerpo a ese otro cuerpo que me puso una mano en la nuca y me decía quedate quietita abrazame que nos estamos saludando dame todo no sé si grité o no grité fue rápido y limpio a pleno sol y yo estaba por decirte hola! tengo la tarde libre estoy contenta hay dos torcazas parloteando entre los cables y después de la confusión la comprobación del absurdo la ridiculez la vida puede terminar así por un detalle idiota un relumbre blanco un celular mi paso ausente entre las calles de villa celina

2 comentarios:

AliaS dijo...

uff que viaje, que mal viaje muchacha. la sordidez de una situación que nos abate, aunque las torcazas las canciones y el sol animen la tarde, la mañana.
que mundo tan hostil nos toca mujer

besos

Martín dijo...

Las fotos de postes y arrebatos electricos tienen algo que me atrae. Beso grande Marisa...

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)