sábado, noviembre 28, 2009

encrucijadas


a liliana campazzo



El faro del fin del mundo es blanco

apenas más visible que los acantilados donde

bandadas de loros entumecen el tendido de cables

y el viento trae la voz de los corsarios al estuario

su afán de pedrerías de amores salvajes


es la horizontal del aire

un piano en una callecita empinada en patagones

una casa amarilla yuyo seco brizna para arder

las altas ventanas en donde el espliego pasó a ser jazmín

y todas las lluvias del mundo lavándome los ojos


soy lo que he visto

pasan los días y se hacen volutas como el humo del té


es la vertical del fuego

mi hogar en esa encrucijada

en la que los muertos

tienen tanto por decir

2 comentarios:

Verónica Cento dijo...

hermoso. un poema más extenso de lo que suele leerte. me gusta mucho. besotes.

mar dijo...

gracias Vero...apenas huellas de viaje, y la lectura de Aquí nos vemos de Berger
aquí la lluvia cae intensa y dan ganas de seguir mecido por ella...

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)