jueves, abril 22, 2010

días de guardar


El otoño era por esos días un cuchillo sobre la madera y rodajas de jengibre que al primer hervor soltaban sus jugos aromáticos por toda la casa.

Los martes Doña Berta no atendía. Se estaba de batón en la cocina, el Capitán debajo de la mesa con algún hueso del puchero entre los dientes.
Para comer galletitas primero lavarse las manos. Subir al banco y alcanzar la lata roja.

Un chico de remera rayada con perro y pelota y debajo del brazo una lata roja y en la lata roja un chico.
¿Cuántos chicos, perros, pelotas?
¿Cuántas latas dentro de la lata?

(las galletitas vienen con formas de animales y cada tanto aparece un confite celeste)

No hay comentarios.:

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)