lunes, septiembre 26, 2011

proyecto nautilus / 77


excesivo
el mandato
de las abejas

 monte y río
devoraban la casa

mi padre en el lecho del agua
soñaba casas de árbol
botes plegables
muelles que escalaran las casuarinas


yo no vivía en mí
              ni cerca de mí
                            ni dueña de mí


protegía la cría hilvanaba collares
tuve casa marido menesteres del tedio


y un día regresé del exilio
para volver al reino

4 comentarios:

xundra magoni place dijo...

Regresar al reino; en estos menesteres nos hallamos.
Tus versos se me antojan pasos, pisadas singulares en un camino colmado de asombro.

Saludos,

Kova d Onga

Marisa Negri dijo...

hermoso y cierto lo que decís,
volver a la naturaleza es volver a ese asombro infantil que nos salva
gracias

Marcelo dijo...

Hermoso el texto y me alegra que el Proyecto Nautilus, esté tan avanzado.

andres alvarado dijo...

Marisa, hermoso poema, me causó una gran, profunda emoción.

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)