domingo, enero 25, 2009

Laudes del fénix


El cuerpo al borde de otra marea

Barco que no sabe de la pupila herida tras el fino rubor de mirar

Ves ondular los álamos plateados contra el vidrio del sol

su ligero vaivén voz en el viento fuente o grifo quimera

de otra estación



Toda agua primordial será dada más allá de los puentes

Madera apenas vislumbre en la nieve

un gozne de herrumbre gira sobre sí

Destila el sudor de enero


Un pálido gesto ahuyenta la inscripción de los días



Es la mañana

El rayo azorado de su propio reflejo

3 comentarios:

Natalia Molina dijo...

De rayos azorados va la poesía a veces, como la vida.
En ese reflejo somos la sed que nos construye. Pupila que sana en aguas redentoras.
Celebro tu poesía, celebro tu vida, Mar.
Feliz año nuevo chino.
Un abrazo con aire serrano.

Luciano González dijo...

Me encató tu poesía...

Nan dijo...

el cuerpo al borde de otra marea, eso quiero. exactamente eso

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)