jueves, marzo 26, 2009

El ermitaño




un mínimo candil
puertas adentro
persianas bajas

la casa de nieve
que me viste
en colores sin abrigo

origami de mí
abanico
caparazón


(lejos, alguien olvida el camino de regreso)

2 comentarios:

javier galarza dijo...

Como el filósofo cínico que parte en busca de un hombre,
o tu poema pleno de interioridades,
he interrogado al sabio en la montaña
para poner a salvo los secretos.

mar dijo...

qué bueno javier!
sigamos a ese fuego que ilumina!

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)