domingo, julio 25, 2010

granada: día vaya a saber cuál


Desde que llegamos a Granada ha sido todo tan hermoso e intenso que dejé de escribir. Pero bueno, no quería dejar de compartir otro tramo del viaje.
Si en Madrid vi tantas esquinas que me recordaron a Buenos Aires, algo parecido me pasó aquí entre Granada y Salvador de Bahía. Ambas tienen esa magia que las hace un lugar para quedarse a vivir.
Los balcones floridos, las calles empedradas con "chinitas" (y ahora me vengo a enterar que el Café de las Chinitas de Lorca tenía que ver con eso)
Así es la ciudad, levantás una piedra y sale una gitana, un bailaor o un poeta.
Es una ciudad de agua; el rumor del Darro que la atraviesa es la música permanente.
También es una ciudad de gatos, viven en la calle y se dejan alimentar y fotografiar por los turistas.
Ayer por la mañana fuimos al hamman a tomar un baño y luego a una tetería . La belleza a través de los sentidos. Los inciensos, la música, el aroma del té, la shisha, y el agua...
Más tarde paseamos por los jardines de La Alhambra y vimos los palacios a la luz de la luna llena.
Un graffiti en una pequeña callecita sintetiza algo que se respira por aquí: "Ama, no hay otro don".
Así es Granada, una hermosa bailarina que danza bajo la luna.

1 comentario:

Liliana dijo...

Granada tiene magia...estuve hace poco. No dejes de visitar el Albaicin!

saludos

Liliana Piñeiro (Meridiana)

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)