lunes, agosto 30, 2010

la torre


En La leche de la muerte , Marguerite Yourcenar recuenta una leyenda albanesa en la cual se emparedaba a una muchacha para sostener los cimientos de las torres y que no fueran abatidas por el viento, ni por la precariedad de los materiales, ni por los enemigos.
Una vida humana sosteniendo la carne de las piedras, un esqueleto blanco prisionero dentro de la estructura.
Vuelvo al arcano XVI y medito...¿no sería mejor dejar caer la torre? ¿hace falta sacrificar la vida?
Creo que no estoy dispuesta y prefiero volver piedra sobre piedra a edificar cosas nuevas

No hay comentarios.:

Archivo del Blog

Creative Commons License
Textos e imagenes están bajo una licencia de Creative Commons.

FEEDJIT Live Traffic Feed


en casa de olga (toay)